Querido amigo.

Posted on 02/07/2013

No tengo por costumbre ayudar directamente en la creación de webs a la gente de mi entorno. Puedo orientar, guiar o echar una mano. Pero ahí termina mi aportación. No es una cuestión de ego, sino más bien de inquietudes. Hace un tiempo dejé de lado los proyectos que no supusieran ningún reto. Los motivos son varios, pero no tienen cabida en esta entrada.

No obstante hace poco hice una excepción. Sí, esa que confirma la regla. Una persona por la que siento gran respeto me pidió un pequeño favor. Un desarrollo a medida para su web. Es de esas personas que busca desesperadamente la excelencia, y cuando la encuentra la sabe disfrutar. Es capaz de apreciarla y saborearla. Y eso ya de por si era un aliciente. Hablo de Isusko Artabe.

Veníamos de realizar varios proyectos, que habían tenido cierta repercusión. Pero esta vez se planteó algo diferente. Se quería algo único. Algo puro. Algo que no puede ser imitado, auténtico. Algo que un diseño simplemente, no puede conseguir. No es algo que se vea. Es algo que se siente. Es puramente conceptual, de sensaciones. Y esos son los proyectos que realmente nos gustan. En los que realmente surge la sinergia.

Partimos de conceptos básicos: simple, sencillo, personal y contenido al poder. Algo que, aparentemente, es capaz de hacerlo un niño.

No estaría diciendo la verdad si dijera que fue fácil, que no dimos palos de ciego, que lo vimos todo claro, que no replanteamos cada parte varias veces, que no lo dejamos reposar días, que no nos desesperamos, que no veíamos el final, que no teníamos opiniones encontradas en cada sección, cada color, cada linea. En resumidas cuentas, mentiría si no dijera que fue una auténtica pesadilla, que el cliente fue pésimo, que acabamos aborreciendo la web y que estuvimos a punto de mandarlo a la mierda 15 veces.

Lo que no podemos negar, es que dentro del caos, nos reímos mucho con las situaciones que se dieron. Y que se disfrutó esa agonía.

¿Que cuál fue el resultado de este experimento? Varias menciones honorables en diseño y creatividad en webs como Awwwards, HTMLInspiration, CSS Design Awards, CSSLight, etc.

Disfrútalo amigo. Es tu marca.